Si vas a pasar un fin de semana en Barcelona y aún no tienes claro qué deberías visitar no te preocupes. La vibrante capital catalana ofrece toda una serie de monumentos, parajes y espectaculares distracciones con las que deleitarse.

Sabemos que ante una oferta tan variada es difícil poder escoger y, por ello, te presentamos una lista de las 5 cosas que no deberías perderte en tu visita a Barcelona.

1.Sagrada Familia

De la mano del visionario arquitecto catalán, Antoni Gaudí, la Sagrada Familia se ha convertido en uno de los símbolos arquitectónicos más importantes de Barcelona. Considerada como una auténtica obra de arte, admirar la Sagrada Familia es uno de los placeres que más cautivan a los turistas.

Sus columnas, bosques de formas complejas, sostienen un espacio luminoso y de colores vibrantes que aúna la naturaleza con la espiritualidad.

Recomendamos comprar la entrada por Internet para ahorrar las kilométricas colas que se forman ante la taquilla.

Interior de la Sagrada Familia. Fuente: Pixabay

2.Casa Milà (La Pedrera)

Siguiendo la estela del Modernismo de Gaudí nos encontramos ante otro referente por antonomasia: La Pedrera. Os retamos a intentar encontrar alguna recta en este edificio compuesto absolutamente por líneas curvas: el propio Gaudí fue también diseñador de los muebles de interior de la Casa Milà a fin de que estos cumplieran ese requisito. ¡Ah! No olvides pasear por su espectacular terraza: las vistas son increíbles.

3.Las Ramblas y la Boquería

Una de las calles más famosas a nivel mundial y epicentro turístico para cualquiera. Las Ramblas van desde Plaza Cataluña hasta el monumento a Cristóbal Colón, cercano al paseo marítimo de la ciudad. Pasear por ellas es un deleite y más cuando te acercas al mercado barcelonés por excelencia: La Boquería.

Este último es todo un paraíso de olores y colores para todo aquel amante de la comida. ¡No salgas de él sin haber probado alguna tapa típica de la gastronomía catalana!

Una de las tiendas del mercado de La Boquería. Fuente: Pixabay

4.Palau de la Música Catalana

Aunque no seas un gran amante de la música, visitar el Palau de la Música Catalana debe ser obligatorio en tu lista. Este edificio es una auténtica joya del modernismo catalán y sus mosaicos multicolor son de lo más impresionantes.

Por el contrario, si eres un apasionado de la música entonces te recomendamos encarecidamente que disfrutes de alguno de los conciertos que se dan en su interior: ¡puro espectáculo!

5.Barrio Gótico

El corazón de la ciudad: un gran laberinto en el que la estrechez de las calles parece que te transporte a una Barcelona distinta, una Barcelona anterior. Pasea por el Barrio Gótico y ve de compras en el Portal de l’Àngel y Portaferrissa o descansa en la Plaza del Rey. Hagas lo que hagas disfrutarás de un ambiente excelente y de unas vistas sobrecogedoras.